Archivo del sitio

¿Cómo sobrevivo a un brote zombi?

¿Qué pasa si los muertos se levantan? ¿Qué caos provocaría en los continentes? Dinovida te da los métodos de huida, defensa y ataque imprescindibles para tu supervivencia y la de los tuyos.Huir por tu vida 1. Huir

Bien, hay zombis por tu ciudad o pueblo, tienes que huir, pero no los primeros días del “brote”, sino los tres días después o así. La gente estará desorientada, devorada o se habrá marchado; entonces prepara tu equipo (mochila de supervivencia, cuchillo de trinchera, fusil semiautomático, pistola del calibre 45, toda la comida en lata que sea posible, 2 pares de calcetines, una cantimplora de un litro, ropa: la que lleves puesta excepto las zapatillas, tendrían que ser botas de montaña y un arma de mano, munición y silenciadores) y sal ya de tu domicilio. Antes de partir revisa el equipo y planea adónde te dirigirás y dónde pararás, lleva un mapa o una guía de la zona, te vendrá bien. Una vez emprendido el camino, escucha y observa a tu alrededor. Viaja en un grupo menor de 10 personas si no quieres problemas. No te entretengas matando a algún zombi despistado, recuerda que tu objetivo es llegar a tu destino.

Pistola calibre 45

2. Defender

Para brotes leves o de clase 1 o 2, siempre puedes defender tu casa, te preguntarás ¿cómo?, así:

  • Entablilla las ventanas y refuerza la puerta del vestíbulo.
  • Pon un muro de 3 metros de cemento armado y una alambrada (puede detener a una docena de zombies durante una semana, me refiero a la alambrada)
  • Recopila y haz inventario.
  • Designa un lugar del patio como letrina y si las condiciones lo permiten, planta un huerto.
  • Estudia una materia, como la cartografía.
  • Entretente, forma concursos u otras cosas.
  • Ten a mano unos tapones para los oídos, créeme, te harán falta.
  • Estate alerta, nunca sabes cuando asaltarán el muro.

    Defiende tu hogar

Para brotes más serios o de clase 3, tendrás que resguardarte en una fortaleza.

a. La base militar

Puede que sea tu mejor opción, dado que las bases del ejército tienen una gran reserva de armas y comida, además de personal cualificado que te podría ayudar. Quédate  todo lo que aguanten tus defensas o se acaben tus provisiones.

Tu fortaleza

b. La cárcel

También se podría clasificar como un buen escondite. Deja a los prisioneros escapar. No cuenta con tan amplia reserva como las bases militares pero tienen sus cosas. Tienen casi todas las prisiones un muro, al igual que las bases tienen una segunda defensa, te servirá.

3. Atacar

Has huido, estás defendido, prepárate para atacar. Utiliza fusiles semiautomáticos, que son los más efectivos contra los zetas y además una pistola del calibre 45, todo esto con silenciador y armas de mano como la katana japonesa y el machete. No pruebes armas químicas o de este tipo, no pruebes a asfixiarle, pégales un tiro o clávales el machete en el cráneo. Utiliza de vez en cuando coches o todo terreno mientras que alguien de tu grupo dispara o tú mismo.

Otro arma útil contra los no muertos

No utilices explosivos, según Guerra Mundial Z (Max Brooks), unos lanza-misiles no hicieron nada contra un enjambre de muertos vivientes, ¡nada! Menudo fiasco, ¿verdad? La imagen de arriba, un desencofrador, es un arma muy atractiva para aplastar cerebros de gules. Si quieres utilizar un fusil de asalto, utiliza el AK -47, no te compliques mucho. Bueno, es hora de despedirse, en la siguiente entrada de zombis os explicaré cosas sobre este enemigo al que la humanidad se enfrenta.

Fuente:  Zombi, guía de supervivencia, de Max Brooks.

Esto es lo que hay que hacer.

Carabina M1

Anuncios